martes, 11 de octubre de 2016

Vana tinta...(2da. versión)



Vana tinta


Penumbra de los libros
que nada dicen,
que nada son.

¡Y hemos perdido tanto!

Son palabras muertas;
tinta vana
que se secó en el umbral
del alma.

Como dictadas
por ojos fieros,
que nos miran ocultos
desde adentro.

Por tanto, no sacian.
No logran entrar
en los vacíos sedientos.

Metáforas que no alumbran;
sin forma, sin color;
que no dejan huella
ni sensibilizan al lector.

Yo busco
los frutos dulces,
que dejaron caer
los caminantes
formados en luz.

Yo busco los vocablos
que lloran al otoño
en su inminente adiós.

Los versos tibios
que endulzan el azul
con sutilezas.
Los poemas escritos
con lágrimas.

Yo busco el sendero
que formaron al andar
los poetas del crepúsculo;
los que escribieron
con el alma...

Los que esparcieron
música;
los que dejaron
dolor y paz
para alimentar.


Ingrid Zetterberg

De mi poemario "Fragancia espiritual"

Todos los derechos reservados
S.C. Cta. Nº 1107040430657
11 de octubre 2,016