viernes, 21 de octubre de 2016

Morir de amor


Morir de amor


Morir de amor,
de recuerdos,
de un ayer que duele.

Irrevocable ausencia
de dos
¡que se amaron tanto!
que ya no son más.

Quisiera retornar
a los años celestes,
a las piedrecillas
en mi ventana
que me anunciaban
tu llegada.

Ecos de risas
regresan del pasado...
juegos de niños
de tanta juventud
que se desbordaba
en aquel beso tuyo
que agonizaba
en mis cabellos...

Mariposa alada
que de pronto
toda azul se posaba
entre las rosas,
que humildes
me ofrendaban
tus manos.

Hoy, las nieves del tiempo
van tiñendo
nuestras cabezas...
tus ojos amados
se nublan...

Y mi voz se quiebra
en estos versos alados
que intentan
alcanzar
tu silencio.


Ingrid Zetterberg

Todos los derechos reservados
S.C. Cta. Nº 1107040430657
20 de Octubre 2,016

De mi poemario "Fragancia espiritual"